Cómo hacer vaselina en casa

Cómo hacer vaselina en casa

La vaselina es un producto que se emplea para usos muy diversos, desde hidratar la piel hasta para solucionar problemas del hogar. Nosotros te mostramos cómo hacer vaselina en casa a partir de ingredientes naturales, como el pan de cera de abejas.

La vaselina que compramos, la comercial, se obtiene a partir de refinados derivados del petróleo. Fundidos en una mezcla homogénea. Según el grado de refinado al que ha sido sometida se emplea para diferentes usos.

El grado muy refinado es conocido como vaselina blanca, se usa para cosmética e industria farmacéutica. Es un buen lubricante y protector, además de un componente común en la preparación de cremas.

El grado menos refinado, denominado petrolato amarillo, se usa únicamente para la industria, ya que puede contener sustancias nocivas para el organismo. Así pues, la Unión Europea declara las vaselinas menos refinadas para  uso exclusivamente industrial, y no aptas para el uso humano.

La elaboración industrial de la vaselina supone mucho trabajo, ademas de que -como todos los derivados sintéticos del petróleo- tarda muchos años en degradarse, y por lo tanto, contamina. A continuación te mostramos cómo hacer tu propia vaselina natural, para que puedas ahorrar y al mismo tiempo colaborar con el medio ambiente.

Los ingredientes que necesitas para hacer vaselina estándar son:

-Un envase para fuego de tamaño medio, y otro de tamaño pequeño. Pueden ser jarritos, ollas o cualquier recipiente que soporte altas temperaturas.

-Una espátula de plástico o de madera, evita las de metal.

-Un pan de cera de abejas*.

-200 cc de aceite de oliva virgen o aceite esencial vegetal.

-Un bote de vidrio de cierre hermético desinfectado.

*El pan de cera de abejas lo podéis encontrar fácilmente por Internet o en tiendas especializadas. Este producto tiene un alto valor proteico y nutritivo, además de vitamina A.

La elaboración:

  1. En el envase pequeño coloca el aceite al baño maría para que tome temperatura de forma lenta y moderada. Una vez caliente, agrega tres o cuatro cucharadas de cera de abejas rallada, revolviendo continuamente hasta que los dos elementos se fundan. En este paso también se puede añadir algún tipo de manteca, pero no es imprescindible.
  2. Cuando compruebes que la mezcla es homogénea debes introducirla, todavía caliente, en el frasco que hemos reservado. En ese momento, todavía será una mezcla líquida, pero cuando se enfríe cobrará una textura similar a la de la  vaselina comercial.

Si lo deseas puedes ir más allá y hacer vaselina con aroma o con propiedades extra, sólo tienes que añadir ingredientes. Estos son algunos ejemplos de las propiedades que nos pueden aportar algunos de ellos:

-Manteca: cacao, karité y mango son las más utilizadas.

-Cera de abeja: suavizante, cicatrizante, y antinflamatorio.

-Aceite vegetal: existen multitud de aceites aptos.

-Aroma: se pueden emplear extractos naturales, aromas alimentarios o aceites esenciales.

-Colorante: óxidos minerales, arándano en polvo, zumo de remolacha, colorantes alimentarios, pintalabios.

-Otros ingredientes; miel (suavizante, antimicrobiana, cicatrizante), lanolina (textura brillo de labios), bisabolol (calmante, antinflamatorio, reparador).

Los ingredientes “extra” debemos añadirlos cuando apartamos la mezcla del fuego, pero esta todavía está en estado líquido.

 

www.cuidadodelapiel.com

me-lo-apunto.blogspot.com.es

www.todomiel.net

 

 

1 Comentario

  1. muy interesante, yo uso cera de abejas, aceites y otros ingredientes para prepara una crena nutritiva que me aplico por la noche y me esta haciendo super bien
    voy a probar tu idea para hacer vaselina gracias¡¡¡¡¡
    saludos

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>