Cómo hacer productos de limpieza caseros

Cómo hacer productos de limpieza caseros

Los productos de limpieza caseros pueden ayudarnos a ahorrar y es que, el mantenimiento de nuestro hogar puede suponernos un gran esfuerzo económico. Con la subida que han sufrido, tanto las tasas de electricidad, como las del agua en los últimos meses, el presupuesto que en un principio teníamos destinado al hogar precisará de un reajuste, ya que debemos compensar el incremento de dichas facturas con el ahorro de otros gastos destinado al hogar.Hacer productos de limpieza caseros

Puedes empezar por hacer tus propios productos de limpieza caseros, y ahorrar un buen dinero. Desde Trucos para Ahorrar te presentamos una pequeña lista de productos de limpieza caseros, muy fáciles de hacer, pero muy eficaces.

Productos de limpieza caseros

Quita-desteñidos:

Si tenemos alguna prenda desteñida, no la tires, tiene una solución barata. Cogemos 25 hojas de laurel y la hervimos en dos litros de agua, durante unos 15 minutos. Ponemos la prenda a remojo en el agua resultante durante un par de horas, y listo, el desteñido ha desaparecido.

Quitamanchas:

Para combatir las manchas más persistentes en la ropa podemos coger 25 hojas verde de hiedra y cocerlas en un litro de agua durante 10 min. Una vez reposada y enfriada el agua resultante, con un pedazo de tela o un algodón aplicamos este producto de limpieza casera por la zona manchada y la ponemos a lavar. La mancha desaparecerá.

Quitamanchas para prendas delicadas:

Las prendas más delicadas también pueden tener manchas imposibles. Para eliminarlas no tenemos por qué utilizar un producto de limpieza químico, podemos hacer nuestro propio producto de limpieza casero. Para ello, cocemos en abundante agua, sin sal, judías verdes (se pueden aprovechar para comer luego) y guardamos en un tarro hermético el agua resultante, la cual actúa como un potente quitamanchas, sin estropear las prendas más delicadas como las de lana o seda.

Limpiador para estaño:

Como producto de limpieza casero puede que sea un poco específico, pero también nos sirve. Para limpiar piezas de estaño, sólo tenemos que frotarlas con hojas de puerro y posteriormente enjuagarlas con abundante agua y secarlas. Quedarán como nuevas.

Producto de limpieza casero para el frigorífico:

Para limpiar el frigorífico te recomiendo que no uses ningún producto de limpieza químico que pueda contaminar la comida. Para limpiarlo basta con un pequeño barreño con agua caliente con un chorro de vinagre. Empapamos un paño en la mezcla y frotamos. La suciedad se va sin mucho esfuerzo y, al contrario de lo que estáis pensando, no deja olores, además de poder recolocar la comida de forma inmediata.

Limpia cristales:

Al igual que en el caso anterior, el vinagre también es el protagonista para este producto de limpieza casero. En un litro de agua, no hace falta que este caliente como en el caso anterior, disolvemos dos cucharadas de vinagre. Introducimos la mezcla en un pulverizador y listo para usar. No sólo ahorrarás, si no que respetarás el medio ambiente.

Producto de limpieza para el sofá:

Para evitar gastarte dinero en productos de limpieza químicos y contaminantes, para limpiar el sofá puedes optar por extender con la mano una capa de polvos de talco por toda su superficie, dejar que absorba la suciedad y posteriormente retirarlos.

Desatascador casero:

Para obtener un excelente desatascador casero sólo tienes que introducir un poco de bicarbonato por el sumidero obstruido y añadirle un poco de vinagre. La reacción química que produce hará aumentar la presión en la tubería y acabará con el atasco.

Abrillantador de utensilios de vidrio:

Para dejar relucientes tus vasos y botellas de vidrios o cualquier otro utensilio de vidrio sólo te harán falta tres cáscaras de huevo, bien troceadas, pulverizadas más bien y las mezclamos en agua caliente, y listo, ya tenemos un producto de limpieza casero para nuestros utensilios de vidrio.
Esta mezcla también nos puede servir como desatascador, pero resulta ser bastante menos eficaz que el anterior.

 

Con estos pequeños trucos y consejos puedes ahorrarte un buen pellizco del presupuesto destinado al hogar, además de estar evitando la utilización de productos de limpieza químicos que dañan el medio ambiente. Empieza ya a hacer tus propios productos de limpieza caseros y obtendrás un doble beneficio, ahorro y cuidado del medio ambiente. Hay mucho que ganar y muy poco que perder.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>